Volver a la vista general Artificial-grass-in-summer-cover-image
22 July 2019

Cómo lograr que tu jardín resista el verano en seis pasos

El verano... Echarse en el jardín con un buen libro, tomarse una bebida refrescante con los amigos, organizar una barbacoa... ¿A quién no le gusta esta fantástica estación con ese ambiente de vacaciones permanentes? Pero, por supuesto, con ese calor lo último que te apetece es pasarte horas cuidando el jardín. Por suerte, cuando tienes césped artificial en el jardín, la terraza o la azotea, no necesitas molestarte mucho con el mantenimiento para asegurarte de que tu césped resista al verano. Aun así, tenemos algunos consejos básicos para que puedas disfrutar al máximo de tu jardín. ¿Te gustaría conocerlos? ¡Pues sigue leyendo!

 

1. Dale a tu césped artificial un buen barrido


Si quieres preparar tu jardín, terraza o azotea para pasar unos ratos de relax, te recomendamos barrer el césped artificial justo antes de que empiece el buen tiempo, y repetir esta operación una vez al mes. Se trata de una tarea llevadera, incluso para los más perezosos, y tu jardín conservará su mejor aspecto. Y si estás pensando en dar una fiesta, asegúrate de limpiar todo después. De esta forma, tu jardín siempre estará listo para recibir invitados. Para ello, recomendamos utilizar un soplador o un cepillo. Evita usar un rastrillo, ya que podría dañar el césped artificial.


Barrer el césped artificial con un cepillo también puede ser una buena idea para evitar un aspecto abandonado. Después de mucho trasiego, las fibras del césped artificial pueden verse algo reclinadas. Y si decides colocar mobiliario de jardín sobre el césped artificial, las fibras pueden quedar completamente aplastadas. Pero no te preocupes: gracias a su flexibilidad, podrás lograr que las fibras del césped recuperen su posición original cepillándolo con una escoba de pelo duro.

 

2. Dale un manguerazo de vez en cuando


Regar cada cierto tiempo el césped artificial es una buena idea para mantener a raya el polvo y la suciedad. Además, ayudará a refrescar el césped, por lo que podrás caminar descalzo sobre él sin que esté demasiado caliente. El césped artificial tiende a calentarse cuando le da el sol durante todo el día. Quizás te estés preguntando si todas esas horas de sol en verano son beneficiosas para tu césped. Pues tenemos buenas noticias para ti: no solo la luz del sol no es perjudicial para tu césped, sino que nuestro césped artificial Turfgrass tiene protección contra los UV y amplias garantías para que puedas disfrutar de tu césped artificial durante mucho tiempo.


Sacar la manguera también suele ser una buena idea cuando se tiene mascotas. Debes acostumbrarte a limpiar aquellos lugares donde tus mascotas normalmente prefieren hacer sus necesidades. De esta forma, evitarás que el césped desprenda un olor desagradable.


Por supuesto, si vives en una zona donde suele llover en verano, puedes dejar que la lluvia haga el trabajo por ti. Un buen chaparrón puede ser suficiente para eliminar el polvo y la suciedad.

 

3. Añade a tu jardín algunas zonas con sombra


Aunque puedes refrescar tu césped artificial con la manguera, también puedes añadir un poco de sombra a tu jardín si tienes previsto recibir invitados. Sin duda, es mucho más agradable si hace calor fuera, sentarse bajo una sombrilla o un gran árbol a la sombra. Y además te asegurarás de que el sol no caliente tu césped artificial en estas zonas.

 

4. Ten cuidado con el fuego


En verano, organizar una barbacoa es una de las actividades más populares. Es la mejor combinación entre recibir a amigos y familia y disfrutar de una buena comida. Si tienes un jardín con césped artificial, te recomendamos que reconsideres tu zona de barbacoa. El césped artificial no puede soportar ningún tipo de fuego ni elementos calientes que caigan sobre él, ya que se fundiría y solo quedarían marcas de quemaduras. Por ello, la solución ideal es colocar la barbacoa en la terraza, donde haya baldosas u otro tipo de material duro. O si quieres poner la barbacoa en el jardín, instala una alfombra especial para barbacoas. Con esta solución tendrás la ventaja añadida de poder limpiar fácilmente la zona en caso de que se caigan restos de comida alrededor de la barbacoa.

 

5. Mantén la hierba bajo control


Te recomendamos inspeccionar tu césped artificial en busca de hierbas, especialmente en las uniones. Sin embargo, cuando un profesional certificado se encarga de instalar el césped artificial Turfgrass, suele preparar el suelo con un tejido geotextil que previene significativamente el crecimiento de hierbas. Por tanto, en ese caso no tendrás que esforzarte demasiado.

 

6. Elige un instalador profesional


Además, nos gustaría subrayar que deberías contratar a un instalador certificado para colocar tu césped artificial (puedes leer los motivos concretos en este artículo). Un instalador profesional preferirá utilizar arena de sílice seca y redondeada como relleno para tu césped artificial. Esto tiene dos funciones: mantener las fibras de césped rectas y enfriar el césped. La arena de sílice es capaz de absorber la humedad y el frío cuando refresca por la noche y cuando caen las temperaturas. Este frío se transfiere a las fibras del césped artificial, permitiendo que se mantenga frío durante más tiempo a lo largo del día. Esto es muy importante en regiones donde el sol brilla durante todo el día y donde hace mucho calor. De esta forma, podrás evitar el sobrecalentamiento de tu césped artificial.

 

Si sigues estos seis consejos, podrás disfrutar al máximo de tu césped artificial durante el verano, con un mínimo esfuerzo. ¡Te garantizamos que valdrá la pena!

¡Echa un vistazo a algunos de nuestros productos y no dudes en pedir muestras!